Cómo reproducir jengibre

Reproducción y propagación del jengibre

El jengibre se puede reproducir por semillas o por división de rizomas, siendo esta última, la forma más popular de propagación.

Cómo hacer brotar jengibre

Una tarea muy sencilla de reproducir jengibre, pero que puede facilitarnos la creación de nuevas plantas es haciendo brotar los rizomas. He aquí diferentes métodos, entre ellos:

  • Para reproducir jengibre, coloca la raíz o rizoma en remojo con agua a temperatura ambiente durante 6 a 8 horas o durante toda la noche. Esto hará «despertar» al rizoma de su letargo, para que comience a desarrollar. Por la mañana siguiente escurrimos el agua y ubicamos en sustrato, apenas cubriendo 1 tercio de su superficie en sentido longitudinal. Es decir que no debemos enterrar el rizoma, sino dejarlo apenas cubierto. Dentro de los 40/60 días aprox., comenzará a brotar y emitirá tallos, hojas y raíces.
  • Del mismo modo que en el punto anterior, mantendremos el rizoma en agua durante la noche anterior. Al día siguiente y luego de dejar escurrir el agua, lo colocaremos en una bolsa o envase de plástico cerrado herméticamente y tapando para evitar el paso de la luz. Mantendremos así durante 3 o 4 días e iremos observando si se han mantenido húmedos y han comenzado a crecer sus hojas y raíces. Si se secaron, rociaremos apenas con agua y volvemos a tapar. Deberá tener iluminación natural, sin estar expuesta directamente a los rayos del sol. A los 7 o 10 días habrán desarrollado y estarán listos para plantar.
  • También puede pasar que, al adquirir un nuevo rizoma, éste ya esté brotado. En este caso no hará falta que lo pongamos a remojar. Directamente lo sembraremos en maceta con sustrato.

En el artículo anterior hemos visto: » Madurez del jengibre, cuándo y cómo sacarlo del sustrato, cómo almacenar los rizomas y cómo hacer cultivo hidropónico de jengibre «

Problemas más comunes del jengibre

jengibre hojas secas

El encharcamiento del sustrato puede provocar pudrición de raíces y posterior muerte de la planta.
Puede suceder que, al ser de clima tropical, si se cultiva en regiones con inviernos fríos, crezca más lentamente que lo habitual.

Plagas y enfermedades del jengibre

Plagas

Se le conocen pocas plagas, entre ellas cortadores de hojas y nemátodos.

  • Insectos cortadores de hojas: Entre ellos, los principales son las hormigas cortadoras, quienes pueden acabar con sus hojas en cuestión de días. En el mismo orden, encontramos a las abejas podadoras, que cortan trozos circulares de hojas para alimentar a sus larvas bajo el sustrato.
  • Nemátodos: Son unos gusanos muy pequeños, casi microscópicos, que se alojan en las raíces y se van alimentando de ellas. Suelen aparecer ante suelos anegados o con mal drenaje. Los síntomas más comunes son amarillamiento de sus hojas, debilitamiento y detención del desarrollo o crecimiento.

Enfermedades

El jengibre suele ser atacado por diferentes hongos, entre ellos Erwinia y Fusarium. Éstos se presentan especialmente ante elevadas condiciones de humedad. Para prevenir la aparición de cualquiera de estos hongos, lo ideal es controlar los riegos y mejorar el drenaje.

  • Marchitamiento bacterial: Es atacado por una bacteria que hace que el follaje se ponga amarillo y luego se seque, comenzando por las hojas inferiores hasta llegar a las más jóvenes.
  • Mancha foliar: Este hongo se presenta en las hojas con manchas de color marrón, luego en el tallo aparecen manchas negras, a la vez que detiene el crecimiento.

Te puede interesar: «Cuándo y cómo podar jengibre»

4 comentarios en “Cómo reproducir jengibre”

  1. Pingback: Cómo reproducir Bellis Perennis Monstrosa » El Jardín en Casa

  2. Pingback: Ajuga reptans o Consuelda media » El Jardín en Casa

  3. Pingback: Cómo reproducir Gomphrena » El Jardín en Casa

  4. Pingback: Madurez del jengibre en maceta – El Jardín en Casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.