Acolchado, mantillo o mulching

Qué es el mantillo y para qué sirve

El mulching, también llamado mulch, cobertor o cubresuelo, es un procedimiento que consiste en colocar sobre el sustrato diferentes elementos con el fin de protegerlo, a la vez de proveer múltiples beneficios. Esta técnica, muy adecuada y de bajo costo, es utilizada en cualquier tipo de cultivo, especialmente en gran variedad de frutales y hortalizas, ya que impide el contacto de los frutos con el sustrato, siendo de esta manera más seguro e higiénico. También es muy  utilizada para prevenir el crecimiento de malezas o hierbas indeseables.

 

“Mantillo es el tapiz que la Madre Naturaleza eligió para decorar y proteger bosques y selvas”. MamaPlanta.

 

Tipos de Mantillo:

  1. Orgánico: Entre los más comunes se destacan el pino en todas sus formas: corteza de pino, pinocha (enmienda orgánica elaborada a partir de acículas de pino), resaca de pino, chips y cortes de madera, y también paja, carbón, aserrín, entre otros materiales orgánicos. El pino en todas sus formas es muy utilizado por su marcada acidez, la cual no permite que crezcan otras hierbas. También se pueden utilizar restos de poda, pero no es lo más aconsejable, ya que podrían brotar o germinar ramas o semillas de dicha acción.
  2. Inorgánico: Se utilizan diferentes tipos de piedra o grava, y, en el caso de frutos y hortalizas se utiliza un protector plástico, éste último, en su mayoría destinado a los cultivos industriales.

Beneficios de utilizar Mantillo:

    • Mantiene la humedad del sustrato, o sea que hay que regar menos, especialmente  en veranos muy cálidos, colocando mantillo no se produce tanta evaporación del suelo.
    • Mantiene mejor la temperatura del suelo, fresca en verano y más cálida en invierno.
    • En inviernos muy fríos no permite que heladas o escarchas entren en contacto con el sustrato y perjudiquen a nuestras plantas.
    • Evita que salgan malezas o hierbas indeseables.
    • No permite que se lave el sustrato por la erosión del viento o la lluvia, de este modo protege el ph del suelo.
    • Tampoco se producen salpicaduras al momento de regar.
    • Previene la formación de costra en la superficie del suelo, mejorando así la absorción de nutrientes.
    • Se va descomponiendo lentamente aportando humus al suelo.
    • Previene la compactación del sustrato.
    • Puedes realizarlo en el momento, es decir que no requiere preparación previa alguna.
    • Es muy decorativo.

Por todo lo expuesto, podemos decir que el mantillo disminuye el trabajo de mantenimiento tan seguido de nuestro jardín o huerto.

Puede ser utilizado en plantines o en árboles, como también en aromáticas o frutales, y sirve tanto para plantas de interior como de exterior.

Atención: Cambiar el mantillo con bastante asiduidad para no permitir la proliferación de hongos o enfermedades, así como tampoco la cría de babosas o caracoles. Esto se produce, generalmente, por utilizar restos de poda sin haber previamente erradicado estas plagas.

TIP: Si lo deseas, entre el sustrato y el mantillo puedes colocar una red o tejido permeable que permita el paso del agua y así no crecerá ningún tipo de malezas.

2 pensamientos en “Acolchado, mantillo o mulching

  1. Pingback: Cómo transplantar una planta | El Jardin en Casa

  2. Pingback: Cultivo de aromáticas | El Jardin en Casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *