Características generales de la Clavelina o Dianthus Barbatus

La Clavelina o Dianthus Barbatus, es una de las variedades más populares de la familia de los claveles, una de sus características generales es que es mucho más pequeña que el clavel, con variantes de colores más intensos y vibrantes.
Su uso es meramente ornamental, al florecer colorea muy bien el jardín, patio, terraza o balcón de nuestro hogar.
También se la puede ver en canteros o borduras, ya que su porte rastrero le permite extenderse más allá del lugar donde se la ubique.

Características generales de la Clavelina

Nombres comunes de la Clavelina

También conocida como Clavel Barbado, Clavel del poeta, Minutisa, Clavel de China o Clavelillo, su mata apenas llega al medio metro de altura.
Al ser de porte rastrero, en jardines de grandes extensiones o en jardineras, suele extenderse sin complicaciones. Incluso, evita que crezcan otras hierbas espontáneas.

Mira aquí: «Por qué se llaman malas hierbas«, y cómo proteger el jardín para prevenir que aparezcan.

Cómo cultivar Clavelinas

La Clavelina es muy fácil de cultivar, no requiere demasiados cuidados, por eso decimos que es una planta idónea para quienes quieren iniciarse en jardinería.

Te puede interesar: «Consejos de jardinería básica para principiantes«

Se puede cultivar en maceta, jardinera o en parterres del jardín, directamente plantada en el sustrato.
Su mata no es muy tupida, tiene un crecimiento ligeramente abierto, lo que hace que desarrolle y se vaya expandiendo de forma rastrera.
Es una planta ideal para ubicar en el patio, balcón o terraza, ya que en primavera comenzará a dar vida y color con sus pequeñas y fragantes flores.

Hojas

Las hojas de la Clavelina son de color verde que puede ser más claro u oscuro, dependiendo de la variedad.
Es una planta perenne, es decir que sus hojas no se le van a caer al llegar los primeros fríos, como en las plantas de hoja caduca.
De todos modos al terminar su floración y acontecer los primeros fríos, perderá sus hojas hasta la próxima primavera, en que reverdecerá y nuevamente volverá a florecer.

Flores

Cómo cultivar Clavelinas

Las flores son la estrella de la Clavelina, su tamaño bien pequeño hace que sea de sus características generales más comunes a todas las variedades. Suavemente perfumadas, tienen sus bordes irregulares y aserrados, incluso parece que tuvieran volados o flecos.
Destacan por sus colores bien llamativos, que van desde el blanco, rosa, salmón, fucsia y diferentes tonos de rojo, bordó y violeta.
También varios híbridos en diferentes colores con diversos diseños o dibujos, producto de la mezcla entre ellos.

Cuándo florece la Clavelina

Florece en primavera hasta mediados o fines de verano y a veces la floración puede llegar a extenderse hasta comienzos de otoño.

Cómo hacer que continúe floreciendo

Una buena manera de estimular la aparición y desarrollo de nuevos botones florales, es eliminando las flores marchitas o secas.
Recuerda que, para que florezca, la Clavelina necesita riego moderado y abundante iluminación todo el día.

Te puede interesar: «Cómo hacer que la Poinsettia o Flor de Pascua se ponga roja«

Semillas de Clavelina

Al secarse las flores, los pétalos habrán caído y el cáliz o cápsula que contenía la flor quedará con forma de embudo abierto y con las semillas en su interior.

Las semillas son otras de sus características generales más comunes, ya que todas las variedades

La Clavelina atrae insectos polinizadores

Los estridentes colores de sus flores y su exquisita y suave fragancia, logran llamar la atención de diversos insectos que vienen a visitarla para polinizar sus flores.
Por ello la Clavelina es una de las elegidas para cultivar cerca de la huerta o de árboles frutales para su polinización.
Mariposas y colibríes son de los polinizadores más populares atraídos por esta bellísima planta.

Mira aquí: «Cuándo y cómo recolectar semillas de Clavelina«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.