Enraizante de lentejas

Cómo preparar enraizante casero a base de lentejas

Enraizante casero, completamente natural, orgánico, sin agregados y listo para usar en pocos días.

Muchas veces sucede que queremos hacer nuevas plantas de las mismas que tenemos en el jardín o huerto y, como no tenemos esas mismas semillas o éstas son híbridos, no saldrían idénticas a las que tenemos. Otras veces sucede que nos han regalado un gajo de una planta que nos gustaba, o hemos conseguido restos de poda de algún árbol o enredadera que quisiéramos tener en nuestro jardín.
Entonces, podemos crear plantines, cortando gajos o esquejes de estas mismas.

Si bien hay muchísimos esquejes de plantas que enraizan muy fácilmente con sólo ponerlos en agua, también hay otros que, por diferentes motivos, no lo logran. Después de varios días de tenerlos en agua, no sólo no enraizaron, sino que además se echaron a perder. Para evitar que esto suceda, desde ElJardinEnCasa los vamos a «ayudar» preparando este enraizante casero.

enraizante casero de lentejas

Enraizante ecológico y económico

«Las tres E«: De esta manera, obtendremos plantas iguales a la planta madre, de forma ecológica y amigable con el medio ambiente, ya que lo haremos en casa, con ingredientes que hay en todo hogar: lentejas y agua.

Germinación de semillas

Durante la etapa de germinación, en las semillas se generan unas hormonas vegetales o fitohormonas llamadas auxinas y que sirven para el desarrollo y crecimiento de la futura planta

Cómo fabricar hormonas enraizantes

Hoy veremos que este enraizante casero nos resultará de mucha ayuda, nos va a aliviar el trabajo, acelerando el proceso de enraizado.

Enraizante con lentejas

Aquí lo vamos a realizar de una manera muy fácil, con explicaciones muy sencillas y, lo mejor de todo, es que, en caso de no conseguir lentejas, se puede preparar con cualquier otra semilla. También se puede preparar con otras semillas leguminosas, que también son muy fáciles de germinar y el enraizante funciona perfectamente bien.

Por qué usar lentejas

Nosotros haremos germinar las semillas, en este caso de lentejas, ya que es una de las semillas que producen mayor cantidad de auxinas, estas hormonas vegetales de las que estamos hablando. Lo mismo sucede con cualquier tipo de legumbres o judías, porotos blancos, negros, soja, arvejas, etc.
Si ustedes, en cambio, utilizan cualquier otro tipo de semillas, como por ejemplo trigo, maíz, etc., con algo menos de auxinas, igualmente resultará muy efectivo.

Qué cantidad de semillas utilizar

Haremos una proporción de 1 en 4, es decir que, por 1 taza de lentejas, utilizaremos 4 tazas de agua.

¡Manos a la obra!

Remojar las lentejas

Ponemos a remojar las lentejas y tapamos con un repasador durante 8 horas, para ir ablandando la corteza y que las semillas se vayan preparando para la germinación. Luego de estas 8 horas, (generalmente yo lo dejo toda la noche), retiramos toda el agua, tapamos nuevamente y el agua la conservaremos en heladera, para evitar que se ponga fea.
Debemos tener sumo cuidado, especialmente en días de intenso calor, ya que al secarse estaremos retrasando su germinación.
Al día siguiente haremos la misma operación. Esta vez el remojo será de 10 a 15 minutos y nuevamente retiramos el agua, la guardamos y tapamos las lentejas. Así, haremos esta misma labor durante 3 a 5 días o cuando veamos que las semillas han germinado lo suficiente como para utilizar.

Procesar las lentejas

Una vez que las raíces crecieron aproximadamente 1 o 2 cm., las licuamos o procesamos con el agua que estuvimos utilizando y algo más de agua limpia.
Una vez bien procesado, lo colamos o filtramos, envasamos el líquido resultante y los residuos sólidos los reutilizaremos para el abono casero o la vermicompostera.
El líquido que nos quede será el enraizante, que conservaremos en la heladera.

Mira aquí: «Cómo preparar compost o abono casero»

Cómo usar el enraizante

Este preparado es un concentrado. Para que resulte efectivo tendremos que diluirlo, utilizando 1 parte de enraizante en 10 partes de agua.

Cuándo vence el enraizante

Este enraizante servirá para los próximos 15 días. Por lo tanto es mejor tenerlo preparado antes que los esquejes. Lo ideal es, una vez que sepamos qué plantas queremos esquejar, comencemos a prepararlo unos días antes, para luego tenerlo listo para usar.

No te preocupes si el agua se va oscureciendo: A medida que pasen los días y dependiendo del color y tipo de semilla, el agua irá tornándose turbia debido a las fitohormonas.

Te puede interesar: «Cómo realizar té con cáscara de banana o plátano para la floración«

Datos útiles

  • Este preparado es un «enraizante» y como tal debe utilizarse para que los gajos o esquejes produzcan raíces. No hace falta utilizarlo en esquejes ya enraizados o en plantas ya formadas.
  • Nunca dejar el agua con las semillas varios días seguidos, ya que éstas podrían pudrirse. Hay que tener constancia para, una vez remojadas las semillas, retirar el agua y conservarla en la heladera.
  • Una vez preparado, el enraizante debe utilizarse a temperatura ambiente. Por lo tanto, habrá que retirarlo de la heladera unos minutos antes de utilizar.
  • Cuando se noten semillas flotando en la superficie, habrá que descartarlas, es señal de que están vacías o enfermas. En el primer caso no germinarán y en el último debemos evitar contagios.

Cómo acelerar el proceso de enraizado

En el próximo artículo veremos: «Cómo utilizar el enraizante con lentejas líquido«, verán que es muy sencillo de hacer y realmente muy efectivo para favorecer el crecimiento de las raíces.

Mira aquí: «Cómo preparar enraizante en polvo con lentejas«


31 comentarios en “Enraizante de lentejas”

  1. Pingback: Calendario de siembra del huerto » El Jardín en Casa

  2. Pingback: Cómo recuperar una Dracaena Deremensis » El Jardín en Casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.