Diferentes tipos de sustratos – II

Qué materiales utilizar en el sustrato

Como dijimos anteriormente, los sustratos se componen de diferentes elementos para el mejor aprovechamiento del cultivo de las plantas; es decir que vamos a preparar el sustrato acorde a las necesidades de cada especie vegetal.

Elementos orgánicos:

  • Compost orgánico: Provee de nutrientes a tus plantas, enriqueciéndolas con elementos naturales. Puede ser de origen vegetal o animal.
  • Corteza de árboles: Por lo general se utiliza corteza de pino a modo de mantillo para evitar que se lave el sustrato y/o crezcan malezas o hierbas indeseables. También pueden utilizarse trozos de carbón.
  • Humus de lombriz: También llamado lombricompuesto o lombricompost, es un material orgánico que ayuda a aumentar la nutrición y aireación del suelo, facilita la absorción del agua y permeabilidad del suelo, ya que mejora las propiedades físicas del sustrato. Es ideal para sembrar almácigos, para la huerta, e incluso para transplantar plantas de interior y exterior. Las lombrices, en especial la californiana, además de airear la tierra la abonan enriqueciéndola con el excremento de dicha lombriz.
  • Pinocha: Compuesta por hojas o acículas de pino, mezclada con otros sustratos evita la compactación del suelo, favorece la aireación, crecimiento y desarrollo de las raíces. Se utiliza en plantas de interior y de exterior que requieren suelos ácidos.
  • Resaca de río: Puede usarse sola o mezclada con cualquier otro sustrato. Al estar compuesta de materia orgánica, aumenta los nutrientes de cualquier suelo, facilita la retención de humedad, mejora la estructura de los suelos arenosos; también evita la compactación del sustrato y con esto favorece el desarrollo de las raíces. Es ideal para el recambio de plantas de estación como las prímulas, petunias, pensamientos, alegría del hogar, entre otras.
  • Turba: Puede ser rubia o negra; este material orgánico además de favorecer la aireación del suelo y evitar su compactación, favorece el desarrollo de las raíces, además es un acidificante natural muy utilizado en azaleas, camelias, helechos, hortensias, hortalizas, en el transplante de plantas de interior y principalmente en la siembra de almácigos.

Elementos inorgánicos:

  • Arena: Es un sustrato que provee de excelente drenaje a las plantas. Así como los cactus necesitan de suelo arenoso para subsistir, para otras plantas como la frutilla o fresa, por ejemplo, debemos utilizar una mezcla de arena y materia orgánica o humus que la nutra y al mismo tiempo le permita buen drenaje.
  • Perlita: Al ser un sustrato mineral retiene la humedad, es sumamente liviano, airea la tierra y mejora el drenaje. Se utiliza en cítricos, hortalizas y plantas ornamentales. También se utiliza mezclada con arena en la composición del sustrato de los cactus, aloe vera, etc.
  • Vermiculita: Este es un mineral con alto poder de retención de humedad, es muy liviano y estable, no presenta cambios con el paso del tiempo y es muy utilizado en cultivos hidropónicos.
  • Arcilla expandida: Es un material inerte que aumenta la permeabilidad y porosidad del suelo ya que, mezclado con tierra, hace que el sustrato esté más suelto y aireado, y a la vez se mantenga bien húmedo.

Próximo tema: ” Fertilizantes, principales características y utilización

NOTA: La ceniza también se utiliza en la composición del sustrato, es un fungicida que actúa en forma preventiva.