Stevia, cuidados, poda y reproducción -II-

Cuidados de la Stevia

Cuándo podar la Stevia

Ya hemos visto “cómo cultivar Stevia” en el artículo anterior. Ahora veremos cuándo podarla y cómo preparar esquejes de Stevia para obtener plantines.

A fines de invierno es el momento propicio para podar la Stevia, ya que entra en su período de reposo para luego rebrotar en primavera. Recuerda hacerlo con corte preciso, en diagonal y siempre por encima de una yema.

Abonar con turba ó compost luego de podar.

Reproducción y Propagación

Puede reproducirse por semillas ó por  esquejes (hijuelos).

Cómo preparar esquejes:

Serán cultivadas tal y como la planta de origen, con los cuidados necesarios para que logre enraizar. Una vez creados los plantines se cultivarán en exteriores como la planta madre.

Se plantan a comienzos de primavera hasta mediados de verano. Se cortan pequeños vástagos en primavera antes de florecer, que contengan como mínimo 4 ó 5 nudos (yemas y brote terminal). Se le retiran un par de hojitas para que la planta no desperdicie nutrientes, ya que necesitará energías para enraizar. 

Se siembran en el sustrato a base de turba, bien suelto para facilitar el desarrollo de las raíces. Para conservar el sustrato siempre húmedo, el mejor método de riego es por inmersión: Se sumerge la maceta o jardinera en un fuentón con agua; ésta llegará al sustrato y a través de sus raíces, por capilaridad, absorberá los nutrientes necesarios.

Durante 15/20 días se colocará la maceta a la sombra, requerirá luz en forma indirecta, nunca exponer directamente al sol y deberán evitarse corrientes de aire.

En lugares donde el ambiente no es muy húmedo se puede crear el efecto invernadero, que consiste en colocar una botella cortada hacia abajo sobre el sustrato y que dentro esté contenido el plantín. De este modo las hojas no desperdiciarán energías, ya que tendrán la humedad ambiente necesaria. Esto le evitará el “desmayo” y podrá producir hormonas de enraizamiento.

Una vez transcurridas dos o tres semanas, habrá enraizado y emitido nuevos brotes y hojas. Ya se podrá ir retirando paulatinamente, una vez por día, con el sol de la mañana o el del caer de la tarde, para que no se quemen sus hojas o brotes. Esto se hará unos 10/15 días más hasta que se adapte a su nuevo lugar en exteriores.

Plagas y/ó enfermedades

Es muy resistente al ataque de insectos y hongos. Puede ser atacada por pulgones ó mosca blanca.

Por qué cultivar Stevia

Además de su reconocido poder endulzante, la Stevia posee otras cualidades, asociadas al beneficio de evitar consumir azúcares:

  • Es altamente beneficiosa en dietas hipocalóricas.
  • Es inocua para diabéticos, ya que no afecta la concentración de glucosa en sangre.
  • Es vasodilatadora y regula la presión arterial, stevia-florespor eso es beneficiosa para personas hipertensas.
  • Es un poderoso antioxidante.
  • Es un diurético suave que ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico.
  • Ejerce efectos beneficiosos en la absorción de las grasas, es antiácido y facilita la digestión.
  • Ayuda a contrarrestar la fatiga y estados de ansiedad.
  • Mejora la resistencia a padecer gripes y resfriados.
  • Es cicatrizante y bactericida aplicado en quemaduras y heridas de la piel.
  • Combate ciertos hongos, como el Cándida Albicans, responsable de la vaginitis.
  • Por su acción bactericida es utilizada en dentífricos y chicles para prevenir las caries y enfermedades periodontales.
  • Muy soluble en agua fría o caliente, es resistente a las altas temperaturas.
  • No cristaliza ni forma caramelo (no es útil para hacer caramelo ni merengue).
  • Muy útil para endulzar café, té, mate, jugos de frutas, refrescos, pastelería, dulces, pasta dental, helados, goma de mascar, etc.

Si bien todos estos estudios están comprobados, nos limitaremos a cultivar la Stevia como un endulzante natural, que nos otorga el beneficio de no engordar.