Vermicompostador -IV-

Qué es un vermicompostador y para qué sirve

Es un contenedor preparado para la cría de lombrices. Existen en el mercado vermicompostadores con diferentes bandejas ó niveles, listos para contener y alimentar a las lombrices; nosotros lo haremos muy práctico, sencillo y de forma totalmente natural, con algún contenedor ó recipiente casero.

Cómo hacer un vermicompostador casero

Necesitaremos un balde, cajón o cualquier otro recipiente de madera, plástico o algún otro material que no sea metálico, agujereado en la base para evitar encharcamiento, y con tapa ó cubierta con agujeros para ventilación y respiración de nuestras lombrices. Las medidas, si bien no hay un tamaño establecido, serán del contenedor que desees ubicar en tu patio, balcón ó terraza, como en cualquier ambiente interior de tu hogar, sea la cocina, el lavadero, etc. Como ejemplo vamos a suponer que sus medidas sean de 40 x 50 cm., con cierta profundidad de alrededor de 30 cm. para que quepan holgadas en su lecho y puedan moverse con facilidad.

Cómo preparar el lecho donde van a estar alojadas

Cubrimos la base con tela ó trozos de papel apenas humedecidos. (El papel podrá ser de periódico, evitando que contenga plastificados).  Colocamos el lecho de una profundidad de 15 a 20 cm., agregamos algo de tierra, luego las lombrices, tapamos y dejamos el vermicompostador en un sitio fresco y oscuro. Luego de un par de días de adaptación agregaremos el alimento previamente compostado en un sector del contenedor. Mantendremos tapado, regando sin excederse y alimentando gradualmente.

Tener precaución con el riego, ya que los alimentos exudan líquidos en su proceso de compostaje.

LombricompostadorLombricomposteraLombricompostadora

 

 

 

En el sustrato del vermicompostador podemos agregar fibra de coco, necesaria para la cría de lombrices por ser un producto natural, con pH estable, que mantiene un excelente equilibrio entre humedad y aireación, a la vez que evita la proliferación de hongos.

Dónde ubicar el vermicompostador

Tener en cuenta que nuestro vermicompostador podrá estar al interior ó exterior, debiendo, en ambos casos, cubrir el lecho con malla mosquitero ó media sombra para evitar que las moscas depositen sus huevos en el compost y sus larvas invadan la cuna. Otro buen recurso para no atraer a las moscas es echar tierra ú hojas secas por encima de los desechos de cocina. En caso que estén al exterior deberá estar protegido de los depredadores naturales, ya sea con ramas, tejidos ó malla antigranizo. Deberá mantenerse siempre a la sombra y observando la aireación del suelo, ya que la compactación nos indicará que debemos mejorar la alimentación, riego ó temperatura, debido a que ésto incidirá directamente en la evolución y reproducción de la especie.

Nota: En caso de tener que ausentarse del lugar por algún tiempo, dejar una botella llena de agua y con la boca para abajo hundida un par de centímetros; así  preparada, aguantará 3 semanas sin problemas, claro, si tienen alimento suficiente.

Cómo sacar las lombrices del vermicompost

Dependiendo del tipo de alimentos y tamaño de éstos, y del clima en el que se desenvuelvan, en el lapso de 6 a 9 meses habrá terminado el proceso de vermicompostaje.

El vermicompost estará listo para ser utilizado cuando lo notemos de color bien oscuro y con un agradable olor a tierra mojada. A partir de este momento dejaremos de agregarles alimentos por un par de días, para luego atraerlas colocándoles al lado otro cajón con comida; al rato las veremos “mudarse” para ir en busca de alimento. El vermicompost resultante podrá ser utilizado directamente ó guardarlo en cajones con humedad del 30 al 40%. De este modo continuaremos con un nuevo proceso de vermicompostaje.

Importante: No regar lombrices ni lecho recién extraídos, permitirles un par de días hasta que restablezcan su normal humedad, y luego sí alimentar y/ó regar.

En el próximo artículo veremos:

  • Cómo hacer lombricompost
  • Cuáles alimentos debemos evitar
  • Cómo mantener el ph neutro
  • Qué comen las lombrices