Jardineras

Qué son las jardineras

Son portamacetas o contenedores donde podemos ubicar determinada cantidad de plantas con similares características. También existen las hidrojardineras y las jardineras inteligentes con autorriego, ambas de interiores, éstas últimas con iluminación artificial durante todo el día, funcionan con luces de bajo consumo y son ideales para lugares que no cuentan con luz natural.

Cómo armar jardineras

Una buena idea es la de agrupar plantas en jardineras de acuerdo a su especie o al tipo de cultivo, disponiéndolas juntas en base a la utilidad que les vayas a dar, es el caso de las jardineras de aromáticas, que se encontrarán listas para usar al momento de preparar o condimentar cierto tipo de comidas; un balcón con jardineras de flores de estación alegran y dan bienestar a quien las observa; también puedes decorar tu hogar con una jardinera de suculentas en algún lugar soleado, o en interiores ubicar una jardinera de helechos.

Existen dos maneras prácticas de armar jardineras:

  • Como contenedor de distintas plantas ubicadas en sus respectivas macetas en forma individual, es decir, sin compartir el sustrato; se utiliza más frecuentemente en jardineras de cocina, donde la demanda de especies aromáticas es mayor, también es muy práctico de utilizar para plantas de estación, como las florales, o cuando algun plantín ha llegado a su período útil y deba reemplazarse esa maceta por otra. Lo mismo sucede cuando ha crecido demasiado y deba transplantarse a un contenedor más grande; bastará con cambiar la maceta por otra de igual tamaño.
  • también se puede armar haciendo que compartan el mismo pan de tierra, siempre y cuando tengan similares necesidades ambientales de riego y sustrato, como vemos en esta jardinera de suculentas.

Jardinera

Jardinera de aromáticas: Es infinita la variedad de jardineras que puedes armar con este estilo, por ejemplo, para tener siempre listas las especias para cocinar carnes a la cacerola, nada mejor que tener siempre a mano una jardinera compuesta de las aromáticas que sean de tu agrado o que utilizas a diario en la cocina; aquí van algunos ejemplos a modo de referencia:

  • Carnes rojas: Orégano, tomillo, perejil, romero y laurel son los más usados para cocinar carne vacuna y también porcina; el cordero queda muy bien con eneldo, romero y salvia.
  • Carnes blancas: aves en general, (pollo, pato, pavo, perdiz, etc.), reciben muy bien al romero, perejil y eneldo.
  • Aderezos para pescados: Maridan muy bien romero, salvia y laurel, entre otros.

Las bulbosas como el ajo, la cebolla, cebollín y puerro entre otros, y que se utilizan en la gran mayoría de los guisados, conviene cultivarlos en macetas individuales para mantener controlados sus bulbos.

Jardinera de infusiones: Puedes plantar gran variedad de hierbas para té, como ser:

Jardineras decorativas: Las jardineras que se utilizan con fines decorativos se arman combinando diferentes texturas y colores, y pueden ser:

  • Jardineras de cactus o suculentas: Son siempre bellas, y cuando florecen lo hacen con colores estridentes y llamativos; entre ellas podemos citar: pita o ágave, kalanchoe, siempreviva, yucca, aloe vera, cardón, bromelia, lithops (piedra viva o planta piedra), lapidaria, mamillaria, melocactus, etc.
  • Jardineras de flores: Por lo general se arman pensando en la época de floración de los plantines, si quieres que florezcan todos juntos o, por el contrario, que sean con distinta fecha de floración, para así tenerlas coloridas la mayor parte del tiempo.
  • Jardineras de helechos: Helecho de arroz, plumoso, serrucho, entre otros.
  • Jardineras varias: Las jardineras o maceteros son importantes objetos de decoración; en algunos casos, y de acuerdo a su tamaño, se utilizan no sólo para bordear balcones y terrazas, sino hasta para separar ambientes de grandes dimensiones; aquí es donde utilizas tu libre elección de colocar las plantas que más te agraden.

Dónde ubicar las jardineras:

Para saber dónde ubicarlas dependerá del tipo de plantas que vayas a colocar, si son especies de interiores o, por el contrario, requieren estar en el patio, balcón o terraza, y si van a estar en el suelo o apoyadas sobre una ventana; también hay que tener en cuenta el material de las jardineras, existe una amplia variedad de materiales, entre ellos barro, cemento, plástico, etc. (Ver cómo elegir macetas) Estéticamente la jardinera de madera es la que otorga mayor calidez al ambiente. Recuerda colocarle plato o cubremaceta a las jardineras de interiores y también a las que pendan de balcones o ventanas.

En definitiva, y como de gustos se trata, es cuestión de “pensar en verde“, dejarte llevar por la imaginación y crear tu propia jardinera de acuerdo a tu elección, sea para cocinar, vestir algún lugar soleado, decorar el baño o simplemente alegrar tu hogar.