Cómo plantar palta o aguacate

Video germinación avocado, aguacate ó palta

Bienvenidos a ElJardinEnCasa con nuevo video!

Hoy tenemos paltas, avocados o aguacates a los cuales retiraremos el carozo para cultivar. Con sumo cuidado y un cuchillo bien afilado las cortamos por la mitad sin lastimar el carozo ó hueso, que en definitiva es la semilla de este fruto. Tampoco debemos lastimar su piel, que es muy delgada pero imprescindible para germinar.

Una vez abierta al medio retiramos la pulpa (tan rica en infinidad de preparaciones), lavamos el carozo suavemente y sin dejar restos para evitar que se descompongan.

Nos proveemos de algún frasco, en el primer caso yo conseguí uno donde cabe el carozo directamente en el borde y en el frasco de boca ancha lo vamos a sujetar con palillos para que su extremo inferior quede apenas en contacto con el agua.

Al germinar la semilla, del extremo inferior saldrán las raíces y el otro extremo dará lugar al tallo y las hojas. Pinchamos el carozo para fijar los palillos, de este modo quedará suspendido en el frasco y una vez le echemos el agua estará en contacto con ella.

La Palta o Palto es muy fácil de cultivar, no requiere demasiados cuidados. Unos antes y otros después, todos habrán desarrollado.

Ponemos agua en el frasco hasta que la mitad inferior del carozo quede en contacto con ella. Una vez listos para germinar, dejamos los frascos en interiores con clima templado-cálido y muy buena iluminación natural, ya que de esto dependerá en gran parte su brote y posterior crecimiento y desarrollo.

Les iremos cambiando el agua a diario y en menos de tres meses tendremos plantines de aguacate!

Una vez germinado, la piel del carozo se fue secando y éste se abrió dando lugar a las raíces y tallo. Si bien con diferente desarrollo, todas las semillas brotaron.

El primero emitió excelentes raíces pero su tallo crece lento, entonces lo vamos a plantar más adelante. Hay otro que es el que más rápido creció, su tallo y hojas están hermosos y sus raíces bien desarrolladas. Ya está listo para sembrar, volvemos a ponerlo en agua para evitar que se marchite hasta tener lista la maceta, jardinera o contenedor.

Una vez tenemos la maceta colocamos un sustrato de ligera textura, rico en materia orgánica, compuesto de tierra negra, compost y perlita, indispensable para la aireación del suelo.

Como primera medida verificamos que la maceta tenga orificios de drenaje, ya que es fundamental que filtre el agua sin estancarse y colocamos suficiente grava, piedra partida ó trozos de cerámica.

Ponemos el sustrato hasta las dos terceras partes del contenedor y hacemos un hoyo donde ubicaremos el plantín.

Debemos dejar la mitad superior del carozo al descubierto y el extremo inferior en el sustrato. Para esto, acomodamos sus raíces compactando muy bien, agregamos sustrato hasta completar y volvemos a aprisionar muy bien.

Colocamos un contenedor debajo para regar y echamos agua hasta empapar el sustrato sin anegar.

Por último, colocamos un par de tutores para que queden bien sujetos y crezcan y desarrollen bien firmes.

Hasta el próximo video!

Artículos relacionados: