Encontrar un vivero de confianza

Un buen proveedor de plantas debe:

  • Tener una buena selección bien surtida y variada de plantas.
  • Ser honesto y vender plantas en buenas condiciones; los ejemplares deben estar sanos, bien hidratados y libres de enfermedades.
  • Brindar asesoramiento especializado, que te aconseje correctamente, con buena atención y dedicación.
  • Tener buen abastecimiento de materiales y utensilios (macetas, sustratos, palas, tijeras de podar, etc.
  • Conservar buena relación precio-calidad.
  • Cada ejemplar debería tener etiquetas con información sobre el mismo, forma de cultivo, cuidados, a qué especie corresponde, color e imagen de su floración, variedad a la que pertenece, etc.
  • Disponer de carritos para ir colocando tus compras a medida que vas eligiendo.
  • Un buen ítem a tener en cuenta es que sean serios y puntuales con el envío, lo hayas pedido personalmente, por teléfono o por internet, que cumplan con lo pactado, especialmente si se trata de alguna planta delicada o que necesita algún cuidado especial.

Claves para conseguir un vivero de confianza:

Calas jaspeadasPuedes comprar en el vivero de tu barrio, desde donde las retiras.

Adquirirlas por internet, y luego te la envían al domicilio solicitado.

La combinación de ambas dos, comprar por internet ó en el vivero y retirarlas del local, o que luego te las envíen.

 Cualquiera de estas opciones son viables, máxime si tus conocimientos en jardinería no son muy completos, de ellos dependerá el asesoramiento de su gente con respecto a las plantas que llevarás a tu hogar; por lo tanto, y si desconoces qué necesidades tienen las plantas que adoptes, el vivero será el encargado de recomendarte tal o cual especie a plantar en base al lugar donde estarán ubicadas.

Cómo elegir las plantas más saludables:

La visita al vivero debes hacerla con tiempo para poder notar las condiciones en las que están las plantas, si bien cuidadas, nutridas y verdes, o todo lo contrario, pueden estar muy descuidadas, enfermas o en mal estado.

A la hora de elegir, ten en cuenta lo siguiente:

  • Observa toda la planta en general, debe verse en buen estado, verde y sana; decídete por aquéllas que luzcan más saludables, fuertes y resistentes.
  • Si la planta está florecida, elige la que tenga más pimpollos o capullos sin abrir y menos flores abiertas, ya que éstas pronto marchitarán.
  • Descarta las que tengan musgo o malas hierbas en su superficie; el musgo indica exceso de agua ó raíces podridas.
  • Trata de comprar la planta contenida en un cepellón, aunque no esté en una maceta, pero que tenga sus raíces bien cuidadas y regadas.
  • Elige la que más brotes tiernos tenga.
  • Observa que el tallo, ramas y hojas estén libres de pulgones o cochinillas, éstos se ven a simple vista.
  • Revisa las hojas que tengan manchas especialmente en el envés, ya que podrían ser hongos.
  • Descarta la planta que veas con sus raíces afuera de la maceta o por los agujeros de drenaje.
Margarita celeste

Felicia Amelloides

Por último, y como medida general, tener en cuenta que luego de la adquisición de una nueva planta, ésta deberá adaptarse a su nuevo hogar, ya que las plantas también se estresan; necesitará un par de semanas para aclimatarse, en lo posible en lugar no demasiado cálido y sin sol directo; luego podrá transplantarse si así lo deseas.

Recuerda que toda planta floral requiere estar en exteriores y necesita de la luz solar. Para crear un jardín de flores las plantas de estación son de las más económicas y se adaptan muy fácilmente a tu hogar, especialmente si están por florecer.

En el próximo post veremos: